Entrevista com Júlia Garriga

Nascida na Espanha a Júlia mudou-se para Grenoble na França, cidade conhecida com Capital dos Alpes Franceses. De Grenoble ela falou conosco e nos contou como divide o seu ano para praticar trail running e esqui de montanha.

Hola Júlia, gracias por darnos esta entrevista.

Hola! Gracias a vosotros por la invitación!

Por favor dinos dónde vives y además del trailrunner, ¿qué más hace Júlia Garriga en su día a día?

Actualmente vivo en Grenoble, Francia. Grenoble es una ciudad habitualmente llamada la “capital de los Alpes franceses” y está rodeada de montañas. Es una ciudad muy interesante para la gente que le gusta la montaña, y que quiere compaginar trabajo o estudios con su afición. Yo soy ingeniera de Software, estudié Matemáticas e Ingeniería Informática en Barcelona, y trabajo en el Sincrotrón Europeo, aquí en Grenoble, desde junio. 

Júlia Garriga

¿Desde cuándo empezaste en las carreras y por qué empezaste? ¿Cómo llegaste a trail running y desde cuándo eres trail runner?

Cuando era pequeña hice un poco de atletismo pero lo dejé. A los 17 años (2012) decidí apuntarme a la Media Maratón de mi pueblo y me gustó tanto la competición que decidí prepararme para hacer al año siguiente un triatlón de larga distancia. Así pues, en un año me preparé los 1900 metros nadando, 90 km en bici (con unos 2000 + aproximadamente), y 21 km corriendo de lo que en su momento era una Half Challenge (Media Ironman). Y la acabé, en unas ocho horas y con 18 años, pero muy feliz!

Después de cumplir ese sueño empecé a correr un poco con mis padres por la montaña, siempre había hecho senderismo pero nunca corriendo. Y me empezó a gustar muchísimo más que el triatlón. Al poco me junté con mi actual pareja, que también corre por montaña, y empecé a correr por alta montaña (sky running). Me enamoró. Nunca antes había hecho un deporte que me apasionara tanto, y por el que tuviera tantas ganes de entrenar y mejorar. 

Vimos que también entrenas y compites en el esquí de montaña, ¿cómo reconcilias las dos modalidades?

Básicamente en verano compito en trail y en invierno en esquí de montaña. Normalmente empiezo las carreras de trail en mayo y hasta octubre, y en octubre-noviembre empiezo a entrenar en “skimo” ya que en diciembre ya hay las primeras carreras. Las temporadas se solapan un poco, sobretodo porque en mayo muchas veces aún estoy esquiando y llego poco ágil a las primeras carreras, por eso es importante hacer una buena transición e incorporar entrenos rápidos y de calidad en estos primeros meses de la temporada.

¿Siempre has entrenado con orientación de entrenador?

No, hasta el año pasado vivía en los Pirineos, y tenía un calendario muy cambiante, por lo que no seguía una rutina de entrenos específica sino que escuchaba mucho mi cuerpo y me auto-entrenaba, haciendo sobretodo volumen y incorporando algunas series cortas. Esto me vino bien sobretodo al principio, ya que gané mucha resistencia, pero desde este año que he notado más la necesidad de un entrenador, para afinar más y sacar mi máximo potencial.

¿Cómo es tu rutina de entrenamiento y cómo concilias el entrenamiento y las competencias con la vida diaria?

Entreno 6 o 7 días por semana. Tengo la suerte de vivir en Grenoble, dónde lo raro es no hacer deporte al aire libre, y en mi trabajo nos dan mucha flexibilidad de horarios y puedo montarme la jornada laboral un poco a mi medida. Muchos mediodías salgo a correr, al gimnasio o en bici, y me traigo la comida preparada de casa para después. De esta forma puedo hacer entrenos largos, de hasta 2-3 horas al mediodía. Además, al vivir cerca de las pistas de esquí, en invierno suelo ir uno o dos días entre semana a entrenar antes de entrar a trabajar, por lo que es perfecto! Los fines de semana los paso en la montaña con mi pareja, ya sea invierno o verano, siempre conociendo nuevas rutas y picos distintos.

Seguimos desde aquí en Brasil las noticias sobre la pandemia que afecta al mundo y Francia es uno de los países más afectados por el virus. ¡Deseamos, sabiduría y fuerza para que Francia supere todo esto! ¿Qué no hiciste en la escena deportiva este primer semestre debido a las medidas para combatir Covid-19 y qué has hecho para mantenerte activo en tiempos de aislamiento?

Básicamente, la pandemia ha acabado con la mitad de la temporada de esquí de montaña y con el inicio de la temporada de trail. Además, al estar confinados, entrenar es mucho más complicado. Pero somos afortunados, ya que aquí en Francia podemos salir una hora al día a un radio de 1 km de casa, en otros países, como en España, aún no está permitido salir para hacer deporte. 

Lo primero que hice cuándo empezó todo esto fue comprarme un rodillo de bicicleta! Y pues nada, combinando horas de rodillo, salir a correr un poco, ejercicios de core y de fuerza, que ahora las redes sociales andan llenas de entrenadores ayudando y compartiendo ejercicios! También he hecho algún challenge de correr en casa: 10 kilómetros dando vueltas en el jardín!

Júlia además de Trail Running, también compites en esquí de montaña¿En cuál de los dos te gusta más competir y por qué?

Muchas veces me he preguntado lo mismo, creo que, si hablamos solamente de competición, me decantaría un poco más por el trail running, ya que es menos técnico y no necesitas haber hecho esquí alpino de pequeño ni tener una técnica exquisita para poder hacer un buen resultado. Aunque como deportes los dos me apasionan por igual.

¿Qué espera del resto de 2020, el año que se marcará en la historia como el año en que todo se detuvo?

Pues ahora solo espero que todo vaya a mejor, que mi familia y seres queridos superen esto y poder ir a Cataluña a abrazarles, se hace difícil estando tan lejos. Y bueno, si se puede hacer alguna carrera a partir de julio, pues mucho mejor!

¿Qué competencia hiciste que te marcó más? ¿Cuál es la de tu sueños y por qué?

La carrera que más me ha marcado es la primera que hice de trail: “Cames de Ferro” (PIernas de Hierro en español), con sus 23 km y 1600+ es una carrera muy bonita y a la vez dura, con unos paisajes de Cataluña increíbles. La hice en 2016 junto con mi padre, y aunque lo pasé fatal, me propuse volver el año siguiente y mejorar. Y eso hice: en 2017 volví y mejoré en media hora mi tiempo, y en 2018 conseguí la segunda posición mejorando otra media hora! Eso me demostró que con trabajo y perseverancia una puede llegar muy lejos y conseguir lo que se proponga.

La verdad es que ahora mismo no tengo una carrera en mente sino muchísimas. Pero si tuviera que decidir una diría la Monte Rosa Skymarathon en los Alpes italianos, es una carrera muy dura y técnica por parejas y para hacerla me gustaría estar preparada, y además hacerla con una compañera con la que tuviera confianza y complicidad!

Querida, nos estamos acercando al final de nuestra entrevista, por favor deje un mensaje para todas las Maria’s da Trilha que están encantadas con el Trail Running en Brasil.

Que luchen por sus sueños, que la perseverancia es la clave del éxito. Y que inviten a sus amigas no-corredoras a probar este magnífico deporte, faltan más chicas en las carreras!

*Fotos do arquivo pessoal de Júlia Garriga.

@juliagarriga28

¡Júlia, gracias por darnos la oportunidad de hablar contigo, ¡sé que las mujeres como tú son inspiración para personas anónimas y apasionadas por el deporte como nosotras!

¡Un beso en tu corazón de Maria’s da Trilha!

¡Gracias querida!

Maria’s, gostaram? A Júlia treina muitas vezes no intervalo do almoço, viram? Algo bem parecido com o que muitas de nós também fazemos não?

Informamos que não realizaremos tradução das entrevistas até para não perder o sentido daquilo que ela nos disse e as próximas entrevistadas nos dirão. Caso nossas leitoras tenham alguma dificuldade podemos conversar pelos nossos canais de comunicação!

Estamos muito felizes por conseguirmos abrir mais esse canal com as mulheres do mundo trail. 

Fiquem ligadas em breve mais entrevistas no nosso OLHAR LÁ DE FORA!

#somostodasmariasdatrilha